que-es-auditoria-de-ciberseguridad

¿Cómo funciona una auditoría de ciberseguridad en tu empresa?

Comparte en tus redes sociales

Una auditoría de ciberseguridad funciona como una revisión exhaustiva de la infraestructura de una organización, es un componente vital de las defensas de una organización contra las filtraciones de datos y las violaciones de la privacidad. De tal forma que sirven para brindar confianza y seguridad tanto a clientes como a socios comerciales.

Estas auditorías son uno de los tres tipos principales de diagnósticos de seguridad, junto con las evaluaciones de vulnerabilidad y las pruebas de penetración que ayudan a validar la fortaleza cibernética que tiene tu empresa. Las auditorías de seguridad miden el rendimiento de un sistema de información frente a una lista de criterios específicos.

Al sondear los sistemas y servicios de las organizaciones, un auditor puede identificar las debilidades de seguridad y determinar si sus prácticas cumplen con las leyes pertinentes, como el RGPD (Reglamento general de protección de datos) en Europa. Una auditoría minuciosa normalmente evalúa la seguridad de la configuración física y el entorno del sistema, el software, los procesos de manejo de la información y las prácticas de los usuarios.

Las auditorías de seguridad a menudo se utilizan para determinar el cumplimiento de regulaciones locales para la protección y uso de datos, así como en temas de ciberseguridad como la Ley de responsabilidad y portabilidad de seguros médicos, la Ley Sarbanes-Oxley y la Ley de información sobre violaciones de seguridad de California que especifican cómo las organizaciones deben manejar la información. Si tu compañía está planeando expandirse, es necesario que tomen esto en cuenta.

En este artículo, explicamos cómo funcionan las auditorías de seguridad cibernética y le mostramos cómo prepararse para una. No importa el tamaño de la empresa, ya sea pequeña, mediana o grande, todas están expuestas a recibir un ciberataque donde pueda vulnerarse la información de su personal y clientes, por lo que es necesario cumplir con los criterios locales.

¿Qué es una auditoría de ciberseguridad?

Una auditoría de ciberseguridad es una revisión exhaustiva de la infraestructura de tecnología de una organización y su cumplimiento con las regulaciones locales de protección de datos. Las auditorías aseguran que las políticas y los procedimientos apropiados se hayan implementado y funcionen de manera efectiva. En el caso de las legislaciones locales como la Ley de información sobre violaciones de Seguridad de California,  la Ley de Transferibilidad y Responsabilidad del Seguro de Salud (HIPAA), o ISO 27001, es necesario contratar un auditor externo para verificar el cumplimiento y recibir una certificación correspondiente. 

Antes de continuar, cabe resaltar un punto importante: Una auditoría de ciberseguridad es diferente de una evaluación de ciberseguridad. La auditoría consiste en una lista de verificación que comprueba que usted haya abordado un riesgo específico, que las políticas que implementó se hayan realizado cabalmente, mientras que una evaluación pone a prueba el riesgo para ver qué tan bien se implementó. Digamos que una evaluación de ciberseguridad es una prueba de calor. 

El propósito de una auditoría de ciberseguridad es actuar como una lista de verificación para validar sus políticas cibernéticas y garantizar que existan mecanismos de control para hacerlas cumplir. Esto trae beneficios extra como brindarle seguridad a sus socios comerciales y clientes, pues certifica que sus datos e información sensible estarán bajo el resguardo de una empresa confiable.

como funciona que es auditoria ciberseguridad
La manera en cómo funciona una auditoría de ciberseguridad es una lista de verificación de pasos a cumplir para asegurar que los datos e información sensible estarán seguros.

Tipos de auditorías de ciberseguridad

Una auditoría de ciberseguridad puede ser de dos tipos principalmente, auditorías internas y externas, que involucran los siguientes procedimientos:

  • Auditorías internas. En estas auditorías, una empresa utiliza sus propios recursos para revisar que los procedimientos de seguridad necesarios se hayan implementado correctamente. Las auditorías internas se utilizan cuando una organización desea validar los sistemas comerciales para el cumplimiento de políticas y procedimientos propios.
  • Auditorías externas. Con estas auditorías, se contrata a una organización externa para realizar una auditoría que certifique el cumplimiento de las legislaciones locales de protección de datos.
  • Hay dos subcategorías de auditorías externas: auditorías de segunda y tercera parte. Las auditorías de segunda parte son realizadas por un proveedor de la organización auditada. Las auditorías de terceros las realiza un grupo independiente e imparcial, y los auditores involucrados no tienen ninguna relación con la organización auditada o sus filiales.

Dicho lo anterior, puede utilizar un equipo interno para realizar una auditoría de ciberseguridad, pero ese equipo debe actuar como una agencia independiente.Las auditorías de ciberseguridad pueden ser muy costosas para una empresa de auditoría externa ir al lugar, realizar entrevistas y revisar sus políticas. También podría ser más difícil realizar una auditoría exhaustiva de ciberseguridad con una fuerza laboral híbrida.

Las auditorías de ciberseguridad solo muestran una instantánea del estado de su red. Si bien una auditoría puede proporcionar una visión detallada de su salud cibernética en un momento específico, no brinda ninguna información sobre su gestión continua de riesgos cibernéticos.

¿Cómo funciona una auditoría de ciberseguridad?

Para ayudarle en la preparación y/o revisar la política de seguridad de su organización, usted puede consultar la Estructura de Ciberseguridad del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST):

“La Estructura de NIST es una orientación voluntaria, en base a los estándares, pautas y prácticas existentes de las organizaciones para gestionar y reducir el riesgo de ciberseguridad. Además de ayudar a las organizaciones a gestionar y reducir los riesgos, se diseñó para fomentar las comunicaciones de gestión de ciberseguridad y riesgo entre los accionistas corporativos internos y externos, mejorar su capacidad para prevenir, detectar y responder ante ciberataques”.

Lo más probable es que usted tenga una variedad de políticas de seguridad que se crearon en diferentes momentos por distintas personas. Ahora es el momento de revisar cada una de estas políticas y de referenciarlas para asegurarse de que sean consistentes.

Por ejemplo, si su política de respaldo solicita copias de seguridad cada 30 días, es probable que usted no cumpla con sus Objetivos de Punto de Recuperación (RPO) conforme a su política de recuperación ante desastres, la cual depende de tales copias de seguridad. Si ocurre un desastre, usted podría perder hasta 30 días de datos. Si sus sistemas no utilizan autenticación multifactor, su política de contraseñas debe exigir contraseñas con una extraordinaria solidez que deban cambiarse con frecuencia.

como funciona que es auditoria ciberseguridad
Las diferentes formas en cómo funciona una auditoría de ciberseguridad dependen completamente del tipo de evaluación que se realice y las miras que esta tenga.

Por esto es importante y necesario que cada sistema que utiliza una organización puede examinarse en busca de vulnerabilidades a través de una auditoría de ciberseguridad en las siguientes áreas:

  • Vulnerabilidades de la red. Los auditores buscan debilidades en cualquier componente de la red que un atacante pueda explotar para acceder a sistemas o información o causar daños. La información que viaja entre dos puntos es particularmente vulnerable. Las auditorías de seguridad y el monitoreo regular de la red realizan un seguimiento del tráfico de la red, incluidos correos electrónicos, mensajes instantáneos, archivos y otras comunicaciones. La disponibilidad de la red y los puntos de acceso también se incluyen en esta parte de la auditoría.
  • Controles de seguridad. Con esta parte de la auditoría, el auditor analiza cuán efectivos son los controles de seguridad de una empresa. Eso incluye evaluar qué tan bien una organización ha implementado las políticas y los procedimientos que ha establecido para salvaguardar su información y sus sistemas. Por ejemplo, un auditor puede verificar si la empresa mantiene el control administrativo sobre sus dispositivos móviles. El auditor prueba los controles de la empresa para asegurarse de que sean efectivos y que la empresa esté siguiendo sus propias políticas y procedimientos.
  • Cifrado. Esta parte de la auditoría verifica que una organización tenga controles para administrar los procesos de encriptación de datos.
  • Sistemas de software. Aquí, los sistemas de software se examinan para asegurarse de que funcionan correctamente y brindan información precisa. También se verifican para garantizar que existan controles para evitar que usuarios no autorizados obtengan acceso a datos privados. Las áreas examinadas incluyen procesamiento de datos, desarrollo de software y sistemas informáticos.
  • Capacidades de gestión de la arquitectura. Los auditores verifican que la administración de TI tenga estructuras y procedimientos organizacionales establecidos para crear un entorno eficiente y controlado para procesar la información.
  • Controles de telecomunicaciones. Los auditores verifican que los controles de telecomunicaciones funcionen tanto en el lado del cliente como en el del servidor, así como en la red que los conecta.
  • Auditoría de desarrollo de sistemas. Las auditorías que cubren esta área verifican que cualquier sistema en desarrollo cumpla con los objetivos de seguridad establecidos por la organización. Esta parte de la auditoría también se realiza para garantizar que los sistemas en desarrollo sigan los estándares establecidos.
  • Procesamiento de información. Estas auditorías verifican que se implementen medidas de seguridad en el procesamiento de datos.

Las organizaciones también pueden combinar tipos de auditoría específicos en una auditoría de ciberseguridad de control general.

Estos cinco pasos son generalmente parte de una auditoría de ciberseguridad interna o externa:

  • Acordar metas. Incluya a todas las partes interesadas en las discusiones sobre lo que se debe lograr con la auditoría.
  • Definir el alcance de la auditoría. Enumere todos los activos a auditar, incluidos los equipos informáticos, la documentación interna y los datos procesados. En el caso de una auditoría de ciberseguridad externa que busca cumplir con la legislación local, este alcance será dado por el estado.
  • Realice la auditoría e identifique las amenazas. Enumere las posibles amenazas relacionadas con cada una de ellas. Las amenazas pueden incluir la pérdida de datos, equipos o registros a través de desastres naturales, malware o usuarios no autorizados.
  • Evaluar la seguridad y los riesgos. Evalúe el riesgo de que suceda cada una de las amenazas identificadas y qué tan bien la organización puede defenderse de ellas.
  • Determinar los controles necesarios. Identificar qué medidas de seguridad se deben implementar o mejorar para minimizar los riesgos y cumplir cabalmente con los objetivos.

Antes de implementar una nueva estrategia para reconocer posibles vulnerabilidad, es necesario analizar a detalle los beneficios y ventajas que puede ofrecer, así como los retos que representaría para tu equipo una preparación adecuada para una auditoría de ciberseguridad. Si te interesa conocer más sobre esto, descubre las soluciones que ofrece y ofrecerá Whiteshield a través de una consultoría que puede ayudar a resolver todas tus dudas.